“El Distrito de Barranquilla y sus entes descentralizados le dicen ¡Adiós a los plásticos de un solo uso!”: Concejal Rengifo

El Proyecto fue presentado por nuestro Concejal Verde Andrés Rengifo y ya está sancionado por el Alcalde Pumarejo siendo próximo a ejecutarse en la ciudad.
En los últimos tiempos las cifras de producción y desechos plásticos son alarmantes. Según la Organización No Gubernamental World Wide Fundation desde el año 2000 a 2016 se han producido más plásticos que en los 100 años anteriores. Así mismo, Greenpeace afirma que en los océanos son arrojados 200 kilos de plástico cada segundo y 200 millones de toneladas de residuos de plástico que acaban desechados en espacios terrestres y marinos cada año.
 
Si nos ubicamos en el Distrito Especial, Industrial y Portuario de Barranquilla; se registran preocupantes cifras ya que en la ciudad se recogen en promedio 1.500 toneladas de residuos sólidos al día, lo que supone 547.500 toneladas anuales y el 5,47% del material sólido que se produce en el país anualmente, estadísticas que se reflejan en la crisis climática que se vive a nivel mundial, que, entre muchas causas, se origina en el uso desmedido de residuos de plásticos de un solo uso.
 
Por lo anterior, preocupado por nuestro medioambiente y por luchar contra el cambio climático desde el ámbito local, el Concejal del Partido Alianza Verde Andrés Rengifo presentó ante el Concejo de Barranquilla el Proyecto de Acuerdo para la prohibición de plásticos de un solo uso en la contratación distrital y en algunos entes descentralizados. El proyecto fue exitosamente aprobado en segundo debate por unanimidad en la plenaria del Concejo Distrital.
 
Esta importante iniciativa ya fue aprobada y sancionada por el Alcalde Jaime Pumarejo el 21 de mayo para que este pueda ponerse en marcha en Barranquilla; seguidamente, la Alcaldía deberá presentar el plan de acción a más tardar el 28 de septiembre después de su sanción para iniciar su ejecución.
 
El Concejal Rengifo lo calificó como “el proyecto más importante a nivel medioambiental que se ha presentado este año en el Concejo Distrital” y explicó que, “esta iniciativa tiene como propósito fundamental reducir el uso de la mayor cantidad de elementos producidos con materiales no reciclables que son adquiridos con recursos públicos del Distrito de Barranquilla, así como permite abrir la puerta para la creación de toda una política pública medioambiental encaminada a fomentar la implementación de una economía circular en la ciudad; para que siguiendo el ejemplo de países como Noruega, se pueda reducir el uso de plásticos de un solo uso al 95% de manera anual”.
 
“Existe la imperiosa necesidad de transformar el estilo de vida de las sociedades para frenar el cambio climático y la crisis ambiental que atraviesa el mundo, pero esto no depende únicamente de la ciudadanía, sino también del sector empresarial y el sector público; este último, específicamente en la toma de decisiones sobre la reglamentación de los plásticos de un solo uso y los procesos de contratación para la adquisición de insumos, fomentando con ello un consumo responsable de estos y un manejo adecuado de sus residuos”, expuso el Concejal Verde.
 
Rengifo también explicó que es indispensable minimizar la cultura de un solo uso y del desecho de plásticos, para contrarrestar las problemáticas ambientales actuales a nivel nacional y mundial. Y que por esto  materiales de un solo uso como el plástico y el poliestireno expandido (icopor); que tienen la característica de no ser fáciles de reutilizar y que tardan años en descomponerse afectando de manera irreparable los ecosistemas marinos, deben ser minimizados empezando desde las entidades públicas: “los plásticos de un solo uso son grandes generadores de residuos que terminan dañando los ecosistemas, pues valga la redundancia al ser productos para un solo uso, solo duran la vez que se utilizan e inmediatamente se desechan, se tiran, y no hay un consumo responsable.
 
En gran parte de la sociedad no somos conscientes que eso que tiramos a la basura termina siendo una gran fuente de contaminación para nuestro planeta, los ecosistemas y los animales, particularmente en nuestra ciudad Barranquilla, afectando negativamente el río Magdalena, la Ciénaga de Mallorquín, los caños orientales, entre otros recursos naturales altamente contaminados”.
 
El Concejal Andrés Rengifo expuso que: “los plásticos de un solo uso, tienen muchos impactos negativos como la contaminación del suelo y el agua, la congestión que se produce en las vías fluviales y que a su vez intensifican los desastres naturales, la afectación irreparable en los ecosistemas marinos y terrestres. Ahora, si hablamos de los impactos en la salud humana, encontramos la obstrucción en las redes de alcantarillado que se convierten en lugares de cría para mosquitos y elevan el riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas transmitidas por vectores; se liberan sustancias químicas tóxicas y emisiones si son quemados, y desde lo económico se generan pérdidas en la industria del turismo, en la pesca y en el transporte marítimo. A eso se suma los altos costos de transporte hasta las plantas centralizadas de plástico espumado ligero, debido a la dificultad para reciclarlos en las plantas locales”.
 
“En el caso de Colombia, solo se recicla el 17% de los 12 millones de toneladas de residuos que se producen en el país y el aporte a la concentración de plásticos en el océano y en el Mar Caribe es significativo: el río Magdalena, que desemboca en la ciudad de Barranquilla, se encuentra entre los 20 ríos más contaminados por plásticos en el mundo, lo que ha dado lugar a formaciones de islas de desechos como la que se generó en mayo de 2019 en Puerto Colombia, Atlántico, acumulando unas 350 toneladas de estos”, señaló Rengifo.
 
“Hoy desde el Concejo de Barranquilla le hemos dado un gran regalo a todos los ciudadanos y al planeta con la aprobación de este importante proyecto, que permite lograr acciones para que la ciudad pueda convertirse en una biodiverciudad, este es un gran primer paso para proteger y salvaguardar nuestro medio ambiente que tanto lo necesita y combatir la contaminación y el calentamiento global”, manifestó el cabildante.
 
Cabe resaltar que el objetivo del proyecto es prohibir en los procesos de contratación, las etapas de formulación de proyectos, la presentación de documentos pre contractuales y la ejecución de los respectivos contratos que se adelantan en la Alcaldía del Distrito Especial, Industrial y Portuario de Barranquilla y el Concejo Distrital de Barranquilla, la adquisición de plásticos no biodegradables de un solo uso y el poliestireno, con el fin de disminuir el impacto negativo de estos productos en el medioambiente.
 
Este proyecto de acuerdo se convierte en el segundo proyecto aprobado y de autoría del primer Concejal Verde en Barranquilla en lo que va de su año y medio de gestión, direccionada a trabajar principalmente por el medioambiente, la movilidad sostenible y la educación.

Imprimir