Un bálsamo ante el horror