Condenamos asesinato de líderes sociales, ambientales y dirigentes de la Colombia Humana.

Image
Nuestra solidaridad con las familias y seres queridos de Gustavo Herrera de Popayán, Eduardo Alarcón de Campoalegre Huila y Campo Elias Giraldo de Medellín, tras ser asesinados. 
Rechazamos estos actos violentos y cobardes, perpetrados por quienes silencian las voces de quienes luchan por un mejor país, reprochando el letargo del Gobierno Nacional para acabar con esta ola de violencia que parece no tener fin. Reprochamos ésta y cualquier masacre.

Reiteramos que el Estado tiene la obligación de dar garantías plenas a la vida, al ejercicio de la ciudadanía y la oposición política en todo el territorio nacional; la vida es sagrada y la democracia un derecho.

Un abrazo fraterno para la militancia de la Colombia Humana.

Imprimir