Concejo de Bogotá prohíbe compra de buses contaminantes y promueve la movilidad sostenible

Después de 7 días de discusión, el Concejo aprobó el Proyecto de Acuerdo 127 de la Alcaldía Mayor de Bogotá para enfrentar la crisis climática y los objetivos de descarbonización. Con esto, la Ciudad se la juega por transitar a un transporte público cero emisiones a partir del 1 de enero de 2022.

El Concejal Martín Rivera Alzate, fue Coordinador Ponente , quien después de un amplio proceso de participación con la ciudadanía, los gremios, la academia y los Concejales, presentó la ponencia positiva con la cual fue aprobado el Acuerdo, celebró su aprobación y agregó: “gracias a este esfuerzo, Bogotá podrá ser ejemplo mundial en Movilidad Sostenible”.

Algunos de los puntos más importantes que entrarán en vigencia después de la sanción por parte de la Alcaldesa Claudia López serán:

A partir del 1 de enero de 2022, la Alcaldía Mayor solo podrá licitar buses eléctricos, salvo que la adquisición de los buses cero emisiones supere los techos presupuestales disponibles o cuando el proceso de adquisición se declare desierto. En ese caso la Alcaldía Mayor podrá abrir un proceso de contratación de buses con otras tecnologías, no inferiores al estándar de emisión más alto establecido normativamente. Sin embargo, esto solo será posible hasta el 31 de diciembre de 2023.

Así mismo, a partir del 2022 se iniciará la transición de los vehículos de uso de las y los servidores públicos del Distrito a cero emisiones. Esto con el fin de tener una flota amigable con el medio ambiente en el año 2030.

Consecuentemente, para incentivar el uso de alternativas de movilidad sostenible, como bicicletas y patinetas, se le autoriza al Distrito la provisión del servicio de préstamo de estos vehículos, siendo la publicidad exterior visual una de las fuentes de financiación. Estos servicios de movilidad sostenible tendrán un esquema de financiación donde se garantice progresividad en la cobertura y redistribución, para que el servicio se pueda subsidiar en zonas de la ciudad con menor capacidad de pago.
 
Además, se impulsa la generación de energías renovables, como la solar, en estaciones y patios para su uso en el sistema de transporte. Adicionalmente, se establecen lineamientos para la gestión integral de los residuos, como baterías usadas.

Imprimir