Consejo de Estado declaró terminado el proceso por abandono en contra de su elección

Concejal Sergio Mendoza asegura que fue víctima de persecución política a través del aparato judicial

Cartagena de Indias, 5 de febrero del 2020.    El cabildante por el Partido Alianza Verde, Sergio Mendoza Castro, asegura que al ser elegido y luego de posesionado como Concejal de Cartagena para el periodo 2020-2023, le fueron interpuestas dos demandas, una por nulidad electoral y la otra por pérdida de investidura, de las cuales nunca fue notificado oficialmente por el demandante, hecho que motivó al Tribunal de Bolívar a archivar ambos procesos, de los cuales uno de ellos fue apelado ante el Consejo de Estado.
 
Ayer, la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso Administrativo confirmó el Auto del 6 de octubre de 2020 proferido por el Tribunal Administrativo de Bolívar, por medio del cual se declaró terminado el proceso por abandono y se dispuso el archivo del expediente.
 
El auto admisorio de la demanda fue notificado al agente del Ministerio Público el 4 de febrero de 2020, y a partir del 5 de febrero el demandante contó con 20 días para publicar el aviso y anexar la constancia al proceso, los que se cumplieron el 3 de marzo del mismo año; mientras que las publicaciones se realizaron el 10 de marzo siguiente, y el actor las demostró el día 23 de julio de 2020, en las dos circunstancias, ampliamente vencido el plazo que la ley señaló para tales efectos.
 
“Nunca tuvimos conocimiento de la existencia de estas demandas electorales. Esto es una muestra manifiesta de como los ciudadanos en muchas ocasiones desgastan el aparato jurisdiccional y lo convierten en un instrumento para atacar, daño que generan muchísimas limitaciones en la Rama Judicial, negando así la posibilidad a los ciudadanos que realmente a bien requieren justicia, hecho que nos permite mantener nuestra credencial en el Concejo de Cartagena”, aseveró el cabildante.
 
Mendoza Castro asegura, que se ganó su credencial a pulso, con esmero y sacrificio, con el aporte invaluable de más 5.765 cartageneros que depositaron su voto de confianza y creyeron en sus innovadoras propuestas de ciudad, “desde el principio he sido víctima de persecución política a través del aparato judicial, con el objetivo de sacarnos de la corporación. Elegirse con independencia, representa incomodidad en algunos sectores políticos de la ciudad”, sintetizó.
 
“Damos gracias a Dios porque siempre nos ha respaldado, seguiré trabajando A Lo Serio por y para las comunidades más vulneradas de Cartagena, seguiremos incidiendo para que a la ciudad le vaya bien y demostrando que podemos hacer las cosas de manera diferente y alternativa por el común general de los cartageneros”, dijo.
 
Por último, el cabildante verde dijo que seguirá apostándole a una ciudad participativa e incluyente, además de construir en la labor de cambiar y visibilizar la imagen del Concejo, “Cartagena merece un cabildo con dignidad, con mucha altura, que trabaje por lo social y que se proyecte en favor de los ciudadanos y comunidades”, subrayó Mendoza Castro.

Imprimir