¡Por una policía a lo bien!: la propuesta de Cancino frente a la inseguridad en Bogotá

El concejal de Bogotá, Diego Cancino sorprendió a la comandancia de la Policía Metropolitana al proponerle suscribir un manifiesto para trabajar a futuro en una “Policía a lo bien” que sea admirable, genere confianza, respete los derechos humanos, sea ejemplo para la ciudad y el mundo y se rija por la Constitución Política de Colombia. 

“Desde un enfoque de cultura ciudadana, una Policía a lo bien es legal, democrática, construye paz y respeta los derechos humanos que de lograrse será fundamental para garantizar una seguridad estable y duradera”, dijo Cancino en el debate sobre seguridad que se adelantó en el Concejo frente a la creciente inseguridad que vive Bogotá. Y agregó que es urgente que la Policía actúe en el marco de la transparencia, la probidad y la rendición de cuentas.

Cancino aseguró que en muchos casos lamentablemente la policía actúa a lo mal, con atajos y justicia por mano propia que aumenta la inseguridad. “Al parecer hay una estructura en la policía que da para pensar que la policía está en la mala y afecta la inseguridad en sus prácticas y en sus percepciones”, dijo.

“Si logramos formar una policía bajo el enfoque de cultura ciudadana jamás se volvería a repetir una masacre, con 13 muchachos asesinados, como la que ocurrió el 9, 10 y 11 de septiembre; jamás se maltrataría la protesta social. No se repetirá tampoco lo que ocurrió el 21N donde se dieron desapariciones, violaciones y detenciones arbitrarias”, dijo Cancino quien denunció además infiltraciones de la policía en procesos organizativos y culturales que se adelantan en los territorios más deprimidos de la ciudad.

Cancino, luego de hacer énfasis en denuncias como el uso excesivo de la fuerza en las manifestaciones del 2019 donde se dispararon las detenciones arbitrarias, la desaparición forzada y el abuso policial; la masacre del 9, 10 y 11 de septiembre; el incendio en el CAI de Soacha en donde se quemaron 11 personas detenidas con un saldo de ocho muertes y tres heridos; los excesos en un establecimiento comercial contra una familia en Bosa y el creciente aumento de los casos de violencia sexual contra las mujeres durante procesos policiales; propuso trabajar en la consolidación de una fuerza que genere orgullo a los mismos policias y también a los bogotanos.

“La gran apuesta es que entre todos y todas hagamos una reforma ciudadana a la policía, donde se cuida la vida, se cumplen los derechos humanos, se construye paz, se garantiza el derecho a la propuesta y no hay violencia sexual ni ningún tipo de violencia”, dijo Cancino al cierre de su intervención y ante la negativa del delegado de la policía a firmar el manifiesto.

Aquí el manifiesto propuesto por el concejal Diego Cancino para firma de la polícia:

CIUDADANÍA EN GENERAL

Bogotá vive un momento difícil producto de la pandemia generada por la COVID 19. Nuestras respuestas tienen el reto de construir confianza y no intensificar el miedo.

Los índices de delitos de alto impacto, de hurtos, de expresiones de justicia por mano propia y de percepción de la inseguridad nos preocupan altamente.

El papel de la fuerza pública y en especial de la policía es determinante para cuidar la vida, la democracia, la convivencia y los Derechos Humanos.

Nuestra propuesta es cambiar ese estado de cosas, incluida la policía y avanzar en logros estructurales que nos permitan pensar en una POLICIA A LO BIEN, una policía que cuide la vida, respete los derechos humanos y nos haga sentir seguros. Una policía que sea orgullo para cada uno de sus integrantes pero también para la ciudadanía en Bogotá.

Los abajo firmantes, nos comprometemos a generar los siguientes titulares del periódico soñado del 16 de marzo de 2022:

1. La comandancia de la Policía asume y reconoce públicamente su responsabilidad por la brutalidad y la criminalidad policial.
2. Los casos de violencia sexual perpetrados por la policía son reconocidos internacionalmente como crímenes de lesa humanidad. Tenemos un protocolo específico para casos que involucran a las mujeres.
3. La ciudadanía rechaza de manera contundente y masiva la violencia policial.
4. La Policía se vuelve ejemplo internacional de construcción de paz, construcción de diálogos y acuerdos con la ciudadanía y respeto de derechos humanos y de la protesta.
5. Hay un mandato claro de las autoridades civiles territoriales en el direccionamiento de las estrategias de seguridad y actividades de Policía.

Imprimir