SENOBIA MARULANDA


¡INFORMACIÓN IMPORTANTE!

Este espacio de comunicación no representa necesariamente la posición del Partido Alianza Verde frente a los temas publicados, por eso, cada publicación cuenta con la foto del autor más un correo de contacto para que envíen su retroalimentación al creador del texto.
 
Querida Senobia,

Te preguntarás por qué escribo de manera pública. Pues bien, es mi forma de celebrar tu cumpleaños número 63 y de agradecer tu trabajo, entrega y servicio a la comunidad. Tú representas a las mujeres, madres, abuelas, líderes comunitarias que día a día en las condiciones más difíciles encuentran cómo ayudar a los demás. También es mi manera de contarle a quienes me leen y escuchan sobre la importancia de los líderes sociales en la construcción de procesos democráticos de calidad. Son las personas como tú, Senobia, las que mejor conocen las necesidades de la comunidad y quienes pueden tener las mejores soluciones para el desarrollo local.
¿Recuerdas cuándo nos conocimos? Las dos éramos voluntarias en una campaña presidencial yrepartíamos volantes en las calles de Pereira. Con tus uñas verdes, tus aretes de girasol y tu 1.40 metros de estatura no pasabas desapercibida. A mí me sorprendió tu energía. No parabas de hacer tu trabajo voluntario; te molestabas y nos regañabas cuando sentías que estabas perdiendo el tiempo. Tenías la edad suficiente para ser la mamá o la abuela de todos los que volanteábamos, pero eras de lejos la que menos se cansaba. Perdimos en primera vuelta. Lloraste, te enfermaste y refugiada en tu barrio regresaste a tu trabajo informal y a la actividad que te moviliza: hacer campañas de limpieza de las calles del barrio Camilo Torres. ¿Imaginaste que un año después estarías de nuevo en mi campaña a la gobernación? No lo creo. Y ahí estuviste, día y noche, conmigo entregada una vez más a la movilización política.

Lo tuyo era, es y será el contacto con la gente. Hacer política es tu pasión, seguir tu causa por el medio ambiente, ver a tu municipio limpio es tu motivación y ayudar a tus vecinos alimenta tu alma. Sé que no has tenido días fáciles. La cuarentena ha dejado en evidencia tu vulnerabilidad, la de tu barrio y la de tu gente. Y de nuevo, a pesar de las restricciones y con tu alma servicial haces mandados para las personas de la tercera edad, consigues mercados para las familias que sabes que no han recibido ayudas del gobierno –aun cuando tú tampoco las recibes-, vendes huevos para tu supervivencia, y consigues frutas y verduras donadas para tus vecinos. No descansas.

Senobia, en tu cumpleaños quiero darte las gracias en nombre de las 40.400 personas que votaron por nuestra campaña a la gobernación en nombre de los jóvenes activistas que te aprecian y te quieren. Tú representas ese liderazgo social tan necesario para construir un país en paz. Gracias por ser referente y ejemplo para los jóvenes que te rodean y por supuesto para mí.

Imprimir