Desde el Congreso piden protección económica a los colombianos.

Inti Asprilla
Representante Inti Asprilla aboga por los trabajadores informales, tras medidas por coronavirus en el país. 

Ante las restricciones impuestas por el Gobierno Nacional para contener el Covid-19, congresistas de la República han mostrado preocupación por las afectaciones económicas que se pueden presentar por la pandemia, y que terminan causando, según dicen, mayor impacto en las poblaciones de menores recursos.

Por ello, varias son las solicitudes que desde el legislativo se hacen al Gobierno. Por ejemplo, el senador de la U, Armando Benedetti, propone que "nadie pague los créditos a los bancos, tampoco la hipoteca y que se bajen las tasas de interés. Lo que estamos buscando es que el Gobierno nacional cite ya mismo a la banca a Palacio, y congelen los créditos".

Por lo que ejemplificó, "cuando alguien tiene una discoteca y se ve forzado a cerrarla. Por lo menos entre 30 y 50 empleados van a dejar de tener su trabajo, así como las personas que le suministran a la discoteca. Y muchos de ellos tienen créditos e hipotéticas ante los bancos".

A su vez, el representante Erasmo Zuleta, perteneciente a la Comisión tercera (de asuntos económicos), explicó que las medidas impuestas "han afectado directamente los bolsillos de los hogares colombianos. Por ello, solicitamos al presidente Iván Duque decretar Estado de emergencia para poder dictar disposiciones y medidas correspondientes que permitan aliviar un poco el bolsillo”.

Por su parte, el representante del partido Verde, Inti Asprilla, precisó que "es evidente que, al pasar de los días, las medidas de aislamiento se tendrán que ir reforzando. Es importante que el Gobierno empiece a plantearse cuál va a ser la solución para las personas que viven de la informalidad, que básicamente si no salen a trabajar, no tienen con qué asegurar su alimentación", por lo que señaló, "se les debe garantizar un mínimo vital".

Según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, la ciudad con la tasa de informalidad más alta es Cúcuta, con un 70,1 %; seguida de Sincelejo y su 67,5 %. Igualmente, ciudades como Santa Marta (63,1 %), Tunja (43%), Bogotá (41%) y Medellín (40,4%), presentan esta situación en más de la tercera parte de su población.

 Nota: Caracol Radio