El Gobierno no ha podido cumplir su propio Plan de Vacunación

El médico, salubrista y senador del Partido Verde, Juan Luis Castro, fue enfático en asegurar que el Gobierno Nacional miente en las cifras que presenta al país sobre el plan nacional de vacunación.

Esta denuncia surgió en el marco del debate de control político citado por la oposición dada la crisis económica y social que atraviesa el país. El senador Castro afirmó que según el seguimiento que ha hecho al plan nacional de vacunación el ministerio de salud se inventó 27.000 dosis, pues los registros de recepción de vacunas de la farmacéutica Sinovac de los días 6 y 7 de marzo no concuerdan con la asignación de las resoluciones correspondientes.
 
La denuncia del médico y salubrista de la Alianza Verde señala que al país llegaron 1’505.880 dosis pero fueron asignadas y distribuidas a los departamentos 1’533.644 dosis. Por lo que 27.000 aparecieron como por arte de magia y el MinSalud no ofrece ningún tipo de explicación.
 
Para Castro “no hay claridad en la adquisición ni en la distribución de las vacunas en el país”, pues según sus declaraciones en el debate, el gobierno no comunica a tiempo los avances de las negociaciones y actúa de manera mentirosa e irresponsable.
 
El evidente rezago en la aplicación de las vacunas y la constante transformación de las metas mensuales de vacunación son motivos suficientes para reconocer que un año y un mes después de la llegada del Covid al país el gobierno sigue improvisando en el manejo de la pandemia.
 
Según los datos publicados por el Director Departamento Administrativo de la Presidencia de la Republica en su cuenta de twitter (@vicmunro) el Gobierno Nacional cumplió con las siguientes metas:
 
Aplicar el primer millón de vacunas en el primer mes (Según la revisión del senador Castro se alcanzaron las 1’113.240 dosis aplicada para mediados de marzo)
Aplicar dos millones de vacunas antes del 31 de marzo (Cuando la meta prevista en el PNV era de 3’427.860 para el final del mes)
Señala que la aplicación de 3 millones de dosis antes del 17 de abril está en proceso de ser cumplida (la meta consignada en el PNV marca que para final de abril 6’855.019 dosis deben haber sido aplicadas).
“Es totalmente inaceptable la forma en la que el gobierno va acomodando el Plan nacional de Vacunación a su conveniencia, y aún más indignante cómo hoy pretende depositar sus obligaciones en manos de privados”, afirmó Castro.
 
La intervención del senador verde ante el pleno del senado, que contó con la presencia del ministro Fernando Ruiz, también señaló que la apertura de la participación en la adquisición de vacunas a los privados es sumamente desconcertante, pues a su parecer es totalmente absurdo que un privado tenga una mayor capacidad de negociación que el Estado colombiano: “o dilataron la negociación de las vacunas para favorecer a unos cuantos empresarios o definitivamente les quedó grande este país”, señaló.
 
La preocupación sobre la llegada de las vacunas de las 5 farmacéuticas con las que se ha negociado fue más que evidente a lo largo del debate. Hasta la fecha el país no ha recibido una sola dosis de Janssen, Moderna o AstraZeneca y ha recibido menos del 10% de lo negociado con Pfizer por lo que la vacunación en el país ha estado a cargo de Sinovac y las dosis que se han recibido del mecanismo Covax.
 
El médico y senador Juan Luis Castro hizo un llamado a la ciudadanía para seguir atentamente el plan de vacunación y reclamar su cumplimiento, de lo contrario la crisis se extenderá aún más y el virus seguirá cobrando miles de vidas.
 
A manera de cierre, el senador Juan Luis Castro reiteró la invitación al país para que participe activamente en la consulta ciudadana para transformar el sistema de salud, iniciativa que lidera.
 
“Desde el primer momento hemos estado en disposición de trabajar juntos por la salud del país, sin embargo el Gobierno ha dejado claro que la salud no está dentro de sus intereses. Por eso para mejorar nuestro sistema de salud acudiremos a la ciudadanía en las calles. Que no se nos olvide nunca más que la salud es un derecho, no un negocio”.

Imprimir