En decisión histórica Senado aprueba por unanimidad en último debate proyecto de ley de Pago A Plazos Justos

Con la aprobación del Pago en Plazos Justos, Colombia legisla para proteger el flujo de caja y la liquidez de las micro, pequeñas y medianas empresas del país, que representan más del 96% del tejido empresarial, aportan el 40% del PIB general de la Nación, y generan 8 de cada 10 empleos nuevos.
Bogotá, Junio 12 de 2020. (Oficina de Prensa del Representante Mauricio Toro)

Tras la aprobación por unanimidad del proyecto de ley de Pago a Plazos Justos en Plenaria del Senado y con el respaldo de todos los partidos políticos, el Congreso envía un mensaje de solidaridad y justicia a los miles de emprendedores y empresarios MiPymes que quiebran alarmantemente por los extensos plazos de pago que las grandes empresas se toman para pagar sus facturas y que superan hasta los 180 días.

El proyecto de ley de Pago a Plazos Justos, de autoría del Representante a la Cámara por el Partido Verde, Mauricio Toro Orjuela, representó una lucha de casi 2 años, a la que se sumaron más de 20 gremios del país, miles de empresarios, ciudadanos, líderes de opinión y medios de comunicación.

Durante el tiempo que duró su trámite y aprobación se posicionó como uno de los debates más amplios y polémicos del país en los últimos meses, pues muchos actores del Gobierno Nacional se opusieron, así como la ANDI, desconociendo que el fenómeno de pago a plazos extensos tuviera al borde de la quiebra a miles de Mipymes, que tienen que endeudarse para financiar a las grandes empresas.

Para su autor, el Representante Toro: “Hoy es un día histórico para Colombia, después de casi 2 años de lucha, hemos logrado que se haga justicia con las miles de micro, pequeñas y medianas empresas del país. Con la ley de Pago a Plazos Justos tendrán el flujo de capital adecuado, para que puedan invertir en innovación para su desarrollo, superar los retos que nos impone la crisis económica del Covid-19 y mantener el empleo que generan. También nuestras empresas serán más competitivas y productivas, incidiendo incluso en el precio final del consumidor porque si no se tienen que endeudar más con un banco, se podría trasladar el precio al consumidor final reducciones importantes en los precios de bienes y servicios”.

También Toro, destaca que la aprobación en último debate del proyecto de ley de Pago A Plazos Justos representa un verdadero salvavidas, pues las grandes empresas deberán pagarles sus facturas en 60 días calendario durante el primer año de entrada en vigencia de la ley y a partir del segundo, el tope será de 45 días máximo.

Uno de los principales triunfos que se logró, fue la no inclusión dentro del articulado del proyecto el “acuerdo entre privados” que venía promoviendo la ANDI, lo que significa que las grandes empresas no podrán imponer periodos de pago diferentes a las que contempla esta ley, eliminando así la posibilidad de que ejerzan su posición dominante sobre las empresas más pequeñas.

El proyecto pasa a conciliación con las dos Cámaras y luego a sanción presidencial.