Licencia de paternidad de 8 semanas, cada vez más cerca de ser realidad

Gracias al liderazgo de la Representante Juanita Goebertus el proyecto de licencia de paternidad compartida, que busca brindar más días de licencia a los padres para que compartan la responsabilidad con las madres, avanza en el Congreso.

La plenaria de la Cámara de Representantes aprobó un proyecto que busca ampliar el número de semanas que se le otorgan al padre como licencia de paternidad cuando su hijo nace. Actualmente la ley estipula que se debe otorgar un permiso de 8 días remunerados para que el padre pueda acompañar a la madre y a su hijo.
 
Según menciona la autora del proyecto, la representante por la Alianza Verde, Juanita Goebertus, la “licencia parental compartida garantizará que las tareas del hogar sean distribuidas entre los hombres y las mujeres para así reducir la brecha laboral”.
 
El proyecto tiene un doble propósito. El primero es que los padres se puedan hacer más responsables de su paternidad y las tareas que esto conlleva en el hogar. Además, podrán compartir más tiempo con su familia y especialmente con sus hijos.
 
¿Cómo funcionarán las nuevas escuelas de padres y madres ?
Por otro lado, busca reducir la brecha salarial con la que cuentan hombres y mujeres en la actualidad. Goebertus dice que es fundamental porque “juega en favor de la posibilidad de que las mujeres tengamos más oportunidades de acceder al mercado laboral, seamos productivas y contribuyamos a la innovación”.
 
Así mismo, dice que actualmente existe una discrimincación contra las mujeres que no las deja en igualdad de condiciones frente a los hombres, porque para muchos empleadores es un riesgo contratar mujeres en edad reproductiva, previniendo que puedan llegar a acarrear licencias de maternidad eventualmente.
 
La tasa de desempleo en el país en términos de género presenta que en el caso de los hombres el 15,2% está desempleado, mientras que el 21,4% de las mujeres no tiene un trabajo estable.
 
Duque le apuesta a proyectos para contrarrestar la crisis del desempleo

Al respecto José Daniel López, de Cambio Radical y coautor del proyecto, agrega que esta cifra ha aumentado con la emergencia por la covid-19, y que este proyecto ayudará a reactivar la economía. “La iniciativa tiene una pertinencia especial en esta época porque la pandemia ha generado desempleo y la brecha entre mujeres y hombres se ha ampliado”.
 
López también dice que con su aprobación se manda un mensaje implícito muy importante: “Debemos cambiar el chip con el cual entendemos la paternidad. Los viejos roles de género en los que las mujeres eran las encargadas de la crianza del hogar y los hombres los responsables de la provisión, han quedado relegados hoy en día y merecen ser reevaluados”.
 
En el mismo sentido uno de los ponentes de la iniciativa en Cámara, el representante Juan Carlos Reinales, del Partido Liberal, dijo que este proyecto “desestimula la discriminación a las madres que están en edad fertil, ya que algunos empleadores desconocen un factor de potencialidad, un aspecto que puede bajar la productividad de sus empresas y por eso prefieren contratar hombres”.
 
¿Qué debe hacer el sector privado para recuperar el apoyo de los colombianos?
Por otro lado, el proyecto encamina al país a los objetivos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que según el Estudio Económico para Colombia de 2019: “Las medidas destinadas a reforzar las licencias de maternidad y paternidad, los acuerdos laborales flexibles y la mejora del acceso a los servicios de cuidado infantil, sobre todo en las zonas rurales, ayudarían a las mujeres a acceder a puestos de trabajo de alta calidad”.
 
Goebertus celebró la aprobación de su iniciativa diciendo que “enhorabuena a este proyecto que le apuesta a padres y madres conjuntamente comprometidos en el cuidado de los hijos y que busca luchar contra esa desigualdad en el mercado laboral que afecta a las mujeres”.
 
Otro antecedente que se suma a esta ley fue la que se conoció como Ley María, que en su momento brindó los 8 días con los que cuenta el padre de licencia actualmente para acompañar a la madre y a sus hijos en la primera etapa del recién nacido. Previo a esto el hombre no contaba con ningún día de permiso y debía solicitar una licencia por calamidad doméstica.
 
150.000 empresas cerrarían sus puertas: presidente de Fenalco
En ese sentido, el proyecto recoge algunas condiciones en lo aprobado anteriormente para que los padres puedan acceder a estas licencias. Una de ellas es que deberá demostrar que ha venido cotizando durante durante las semanas previas, es decir en la etapa de gestación y embarazo, y presentarlo ante la EPS que es quien se encargará de la remuneración.
 
Otros de los requisitos que contempla la ley de paternidad compartida es que el único soporte que se debe presentar es el Registro Civil de Nacimiento, el cual deberá ser radicado ante la EPS en un plazo no mayor a 30 días a partir del nacimiento del menor.
 
Así mismo, el proyecto contempla un párrafo en el que se pueden ajustar las semanas a las que acceden los padres. Este se denomina “licencia parental flexible de tiempo parcial”, en la cual se estipula que por común acuerdo con el empleador, los padres podrán trabajar la mitad de tiempo, bien sea por teletrabajo o de forma presencial, para alargar la licencia el doble, es decir, a 16 semanas.
 
El proyecto fue radicado en agosto del año pasado y con esta aprobación ya sorteó su trámite en Cámara. Ahora deberá ser discutido en comisión y plenaria del Senado para que posteriormente sea aprobado y se convierta en Ley de la República.
 
Por Revista Semana.