Congresista Mauricio Toro, denuncia la persecución judicial como nueva estrategia del sector taxista

Ni las amenazas contra su vida, ni la persecución judicial a la que se suma una tutela, lograrán amedrentar al Representante Toro. Por el contrario, fortalecen su lucha para equilibrar la cancha, por la defensa del derecho al trabajo de miles de conductores de plataformas y por el derecho que tienen los ciudadanos a escoger con libertad en qué se quieren movilizar.

Marzo 16 de 2021 (Oficina Prensa Rep. Mauricio Toro). Esta semana, el Representante a la Cámara por el Partido Verde, Mauricio Toro, fue notificado de una tutela en su contra por la presunta vulneración de derechos fundamentales a la libertad de expresión y buen nombre y honra, la cual se suma a las 2 acciones judiciales que ha iniciado el sector taxista desde diciembre de 2020. El Congresista Toro, se defenderá en los estrados judiciales de esta persecución judicial, que considera otro intento fallido por acallarlo y amedrentarlo. Así mismo, reitera su lucha por seguir defendiendo una cancha equilibrada donde compitan taxistas y conductores de plataformas en beneficio de los ciudadanos, al escoger con libertad en que se quieren movilizar de acuerdo con su presupuesto, comodidad y sensación de seguridad.

“Esta persecución judicial contra mí, no es otra cosa que acciones temerarias y erróneas y otro de los muchos intentos por detener un debate inevitable en Colombia que, por primera vez con el apoyo de diferentes partidos políticos avanza en el Congreso, pues ya se radicó en Comisión Sexta de Cámara una ponencia positiva que esperamos se debata este mes. Desde el 2019 hemos venido insistiendo en la urgencia y la necesidad de reglamentar las plataformas de transporte, pero los gremios de taxistas siguen manteniendo un monopolio en contravía de los derechos de los colombianos de escoger con libertad en que se quieren movilizar. Aquí pueden interponer todo tipo de demandas, pero no me van a detener, ni a amedrentar, los Congresistas estamos es para eso, para hacer las leyes, para debatirlas y aprobarlas en democracia”.

Con esta tutela serían tres (3) las denuncias. Las anteriores fueron radicadas en la Procuraduría General de la Nación, una por parte de “La Mancha Amarilla” donde lo denuncian por prevaricato y violación de la Constitución, simplemente por presentar un proyecto de ley para reglamentar el servicio de transporte mediante Plataformas y la segunda por parte de otro gremio taxista, por pretender favorecer con su proyecto de ley, a las Plataformas que han “sido declaradas ilegales”.

En este sentido, para el Congresista Toro, no todo lo que no está reglamentado es ilegal: “Acusar a las plataformas de ilegales, es un error garrafal, que además pone en riesgo la vida de miles de conductores honestos y sus familias, que como los taxistas, todos los días ponen el pecho para prestar un buen servicio a los usuarios y que hoy trabajan bajo amenazas”

La realidad es que muchos taxistas le temen al debate democrático que Toro ha venido planteando desde hace 2 años en el Congreso, por eso hace un llamado a que se adelante desde el respeto: “Hay muchos intereses por parte de quienes quieren proteger el monopolio de los taxis y los cupos, mi invitación es a que hagamos un debate, respetuoso, pacífico, donde todos los actores ganen y sobre todo gane el usuario como centro del debate con un servicio de calidad, seguro y con tarifas justas”

Por último, para el Representante Toro “Llegó la hora de regular las plataformas de transporte así a las empresas de taxis no les guste. Nosotros proponemos una reglamentación moderna que equilibre la cancha, elimine cargas a los taxistas, y permita el funcionamiento de las plataformas basándose en el libre mercado y donde el usuario es el centro del debate, al tener la libertad de escoger en qué se quiere movilizar, de acuerdo con su presupuesto y calidad del servicio”.

El Congresista Toro, insiste en que seguirá defendiendo el proyecto y reitera su llamado para que su discusión y votación inicie cuanto antes en la Comisión Sexta de la Cámara.

Imprimir