Lo que ocurrió en el páramo de La Cocha - Patascoy fue un crimen ambiental

El pasado viernes 27 de noviembre se inició un incendio de manera intencional que provocó la pérdida de 100 hectáreas de páramo en el departamento de Nariño. Según las investigaciones que se han dado hasta el momento, esto se realizó con el objetivo de ampliar la frontera agrícola.

Según Pedro Reyes, Director Ejecutivo de ECOAN (fundación especializada en ecosistemas de alta montaña andina llamados Páramos), la recuperación de estas hectáreas de páramo puede que nunca se recupere. Pero, es posible realizar acciones efectivas que permitan la recuperación del páramo en un mínimo de 30 años. Sin embargo, estas acciones deben hacerse en conjunto con los campesinos de la zona; deben existir las condiciones climáticas y las especies de flora adecuadas; y, además, se deben realizar capacitaciones constantes con la comunidad que quiera apoyar con la restauración del páramo.

Sin embargo, este no ha sido el único crimen ambiental de esta altura que se ha presentado en nuestro país. Según el periódico El Colombiano, para el 15 de abril de este año, se perdieron 75 mil hectáreas de Bosque en el Amazonas y la cifra de los ecosistemas incinerados en el país sigue aumentando mes a mes.
 
Además, para la semana del 11 de noviembre, en el páramo de Cumbal -también ubicado en el departamento de Nariño- se presentó otro incendio provocado que erradicó cerca de 2.000 hectáreas de páramo y en septiembre, este mismo ecosistema, había perdido 400 hectáreas por la misma razón. 
Según el reporte de emergencias de la Unidad Nacional para la Gestión de Riesgos y Desastres (UNGRD), hasta septiembre del 2020, se registraron 1.543 incendios de cobertura vegetal en los que los departamentos más afectados fueron: Cundinamarca, Boyacá, Huila, Meta y Santander. Pero, para abril de este año, según Semana SOS, se tenían registradas 1.110 conflagraciones que afectaron a más de 53.000 hectáreas.

La gran problemática que se deriva de estos crímenes ambientales, va más allá de la provocación de un incendio. Por eso, nuestro concejal de Pasto, Erick Velasco, citó a debate a CORPONARIÑO, a la comunidad y a otras autoridades responsables de enfrentar esta problemática. El concejal, a través de sus redes afirmó (ver imagen a través del siguiente enlace).  https://www.facebook.com/ConcejalErickVelasco 
 
A pesar de que, gracias a la gestión del exgobernador de Nariño, Camilo Romero, se estableció una estrategia llamada Guardianes de la Naturaleza y que buscaba fomentar el respeto, protección y  garantía para promover los derechos de la naturaleza, según Reyes, se evidencia una falta de autoridad ambiental en el departamento y, además, otra de las causas fatales para estos incendios es provocada por la ignorancia sobre la importancia de estos ecosistemas y el afán desmedido por algunos de hacer dinero en el menor tiempo posible.

Esperamos que las autoridades correspondientes realicen las acciones pertinentes para encontrar a los responsables de los hechos, y que se logre involucrar a la comunidad para generar conciencia y tomar acciones efectivas para evitar estos crímenes ambientales.
 

Imprimir