Procuraduría tiene la última palabra en licitación de Transmilenio por la Av 68

Procuraduría tiene la última palabra en licitación de Transmilenio por la Av 68

La concejal del Partido Alianza Verde Mafe Rojas presentará este miércoles ante la Procuraduría General de la Nación, las observaciones en materia presupuestaria y operacional que ha llegado denunciando, sobre el proyecto de Transmilenio por la Av. 68 que será adjudicado este próximo jueves 23 de enero.

Ante los inconvenientes técnicos que tiene el proyecto de Transmilenio por la Av. 68, la concejal Mafe Rojas asistió hoy a la Procuraduría General de la Nación junto con la comunidad, para presentar personalmente las observaciones en materia presupuestaria y operacional que ha venido denunciando en los últimos meses sobre este proyecto de movilidad que sería adjudicado el próximo jueves 23 de enero.

La concejal del Partido Alianza Verde aseguró que pese a que los órganos de control tengan toda la información del proyecto, se requiere un pronunciamiento oficial que permita salvaguardar los $ 3.2 billones de recursos públicos que costaría el proyecto.

Una de las observaciones que el cabildante ha señalado tiene que ver con el costo que según las diferentes licitaciones de obra e intervención, alrededor de $ 3.2 billones. El Instituto de Desarrollo Urbano, IDU asegura que el costo real a 2019 es de $ 2.88 billones, pero ya hay algunos pagos diferidos en el tiempo la cifra total que desembolsará el Distrito hasta 2031 sería de $ 3.2 billones.

“Entre el presupuesto de la obra llama la atención un rubro de $ 126 mil millones de pesos para mantenimiento por 5 años. la cifra es llamativa ya que se espera que una obra recién construida no debería generar costos de mantenimiento para el Distrito y en dado caso, esos costos debería asumirlos el constructor ”, explicó la concejal Rojas.

En materia operacional la concejal detallados que al estar descartado el proyecto de Transmilenio por la carrera séptima, ya no existe el patio más alto en la calle 200, lugar donde dormir no solo los autobuses de la carrera séptima sino también la mayoría de los autobuses que circularán por la Av. 68. Esto obliga a los autobuses que comienzan su recorrido en la calle 100 en el borde oriental, deban recorrer una gran distancia vacíos partiendo desde el portal Suba o Portal Dorado. Serían alrededor de 11 km en el primer caso y 13 km en el segundo.

De igual forma Rojas señaló que uno de los objetivos de esta troncal es la de descargar a la NQS y la Caracas de viajes que van hacia el centro o hacia el norte, generando una alternativa por la Av. 68. Sin embargo, la ausencia de conexiones operacionales o la limitación de las proyecciones, pueden hacer cumplir este propósito del mar muy difícil.

“Por ejemplo, no existe conexión operacional de la Av. 68 ni con la calle 80 ni con la Autopista Norte, los usuarios deben salir del sistema e ingresar nuevamente para el cambio entre estas troncales. Actualmente no existe el transbordo entre troncales, lo que llevaría probablemente a los usuarios deban pagar doble pasaje ”, advirtió la concejal.

Otras conexiones operacionales como el de la Av. Dorado son muy limitadas solo tienen conexión de sur a oriente, es decir los autobuses que vengan del norte por la Av. 68 no podría tomar la Av. Dorado. Por ejemplo, un usuario que venga de la Av. Suba o de la Calle 80 deberá hacer múltiples transbordos para lograr llegar a la estación Universidades, con lo que prefiera seguir usando su ruta tradicional. Caso similar pasaría con los usuarios que de la calle 80 y Av. Dorado deseen ir hacia el norte. Esto sumado a la gran cantidad de predios que deben adquirir y que afectan a muchos comerciantes del sector. Se tienen más de medio billón de pesos para la compra de los mismos.

Además la concejal insiste en que lo prudente es que se suspenda la licitación hasta tanto no se tenga total seguridad de que el asesor Germán Orlando Corredor Aguilera, retenido el 19 de noviembre por corrupción en el IDU, quien "revisó y recibió" los estudios previos de Los pliegos del proyecto de Transmilenio por la Av. 68, no había tenido alguna inyección en el proyecto.