¡Uribe debe responder!

Tras la decisión de la Fiscalía General de la Nación de precluir el caso del exsenador Álvaro Uribe Vélez, genera decepción y un mal sabor en la justicia colombiana. Frente a este caso, nuestros líderes Verdes reaccionaron.

Para empezar, la senadora Angélica Lozano afirmó mediante redes sociales que: “No sorprende que el fiscal Jaimes pida preclusión a proceso de Uribe. La jugadita de la renuncia al Senado para evadir la Corte e ir a la Fiscalía funcionó”.

Image
Por otro lado, a las voces de protesta frente a la decisión de la Fiscalía, se pronunció el senador Antonio Sanguino, quien afirmó que: “esta conducta compromete la independencia y autonomía de la Fiscalía General de la Nación, el juez del caso debe negar esta solicitud para que impere la justicia y el estado de derecho”.
 

Además, la representante Juanita Goebertus también cuestionó el papel que tomó el exsenador Álvaro Uribe al dejar la responsabilidad por la manipulación de testigos solo en cabeza del abogado Diego Cadena, un conocido abogado del cartel del Norte de Valle. “La decisión de la Corte Suprema de Justicia no le impone al expresidente Uribe una medida de aseguramiento porque se vaya a volar, sino para evitar que siguiera haciendo lo que estaba tratando de hacer según esta evidencia, manipulando el proceso porque sería una manera de obstaculizar la justicia”.

También, en entrevista con La FM, la representante Katherine Miranda expresó que: “Se sabía lo que iba a pasar con la Fiscalía en el caso de Uribe, esto es una crónica de una preclusión anunciada. Este caso creo que deja unos vacíos gigantes sobre la efectividad de nuestras instituciones”.

Esta decisión de la Fiscalía, quedará a manos de un juez que se encargará de aprobar o negar la petición. Ahora, desde la Alianza Verde pedimos que impere la justicia y esperamos que el fallo del juez niegue la solicitud de la Fiscalía General de la Nación un organismo ‘independiente’ que forma parte de la rama judicial de nuestro país y, según la misma constitución, tendrá autonomía administrativa.

Imprimir