A un paso de ser aprobado proyecto de Pago A Plazos Justos, facturas serían pagadas máximo en 60 días. 

Image
Por grandísima mayoría, Comisión Tercera de Senado aprueba el proyecto de Pago a Plazos Justos que busca mejorar el flujo de caja y la liquidez de miles de micro, pequeñas y medianas empresas, para salvarlas de la quiebra y  que continúen generando cerca del 80% del empleo formal de país.  
Antes que iniciara la crisis económica generada por el Covid-19, las micro, pequeñas y medianas empresas del país, estaban atravesando serios problemas de flujo de caja, por los extensos plazos de pago que las grandes empresas se toman para pagar sus facturas, que superan hasta los 180 días. 

Por ello, la aprobación en tercer debate del proyecto de ley de #PagoAPlazosJustos representa un verdadero salvavidas para conseguir liquidez y así evitar la quiebra, pues las grandes empresas deberán pagarles sus facturas en 60 días calendario durante el primer año de entrada en vigencia de la ley y a partir del segundo, el tope será de 45 días máximo.

Para el autor del proyecto de ley no. 181C/2018 - 185S/2019 de Pago a Plazos Justos, el Representante del Partido Verde, Mauricio Toro, la aprobación por prácticamente unanimidad en tercer debate (solo un voto negativo) significa un acto de solidaridad y justicia  con los miles de emprendedores y empresarios MiPymes que representan más del 96% de las empresas del país, aportan 40% del PIB general de la Nación, y generan 8 de cada 10 empleos nuevos.

“El Senado hoy ha demostrado su apoyo al tejido empresarial del país, que en esta crisis económica ha tenido barreras para acceder a las ayudas anunciadas por el Gobierno y que  ve como su única esperanza para tener flujo de caja y liquidez que las grandes empresas les paguen sus facturas a máximo 45 días, y así seguir adelante y conservar el empleo formal que generan”. Enfatiza el Representante Toro.

Uno de los principales triunfos que se logró, fue la no inclusión dentro del articulado del proyecto el “acuerdo entre privados” que venía promoviendo la ANDI, lo que significa que las grandes empresas no podrán imponer periodos de pago diferentes a las que contempla el proyecto, eliminando así la posibilidad de que ejerzan su posición dominante sobre las empresas más pequeñas.

Además, las empresas medianas no serán excluidas, y por lo tanto resultan amparadas por esta ley: “Esto sería nefasto para millones de empresas medianas que dependen de los flujos de caja y que se han visto seriamente afectadas por el retraso del pago de sus facturas. Si vamos a regular, debemos hacerlo bien, teniendo en cuenta a todas las empresas para no terminar perjudicándolas”. Indica el Representante Toro.

Otros puntos que contempla el proyecto y que hoy fueron aprobados se encuentran: 

• Permite que las empresas grandes hagan acuerdos entre sí para fijar los tiempos de pago de sus facturas.
• La entidad encargada de determinar las sanciones administrativas será la Super Intendencia de Sociedades.
• En cuanto a las operaciones mercantiles que se realicen en el marco del Sistema General de Seguridad Social en Salud, a partir del cuarto año a partir de la promulgación de la ley el pago será de 60 días calendario.
Al proyecto le resta solo un debate en Plenaria del Senado para convertirse en ley y será agendado en primer orden del día para la próxima semana, como lo manifestó el Presidente del Senado Lidio García.