¿Y si Colombia le apuesta al internet gratis?

Image
Cuando yo era joven me entretenía jugando con un balón, empecé a estudiar y consultaba en la biblioteca, me informaba con los titulares de la prensa que vendía en el parque de mi pueblo, porque yo tuve que trabajar desde muy niño para poder estudiar. Lejos estaba de pensar que un mundo digital permitiría el entretenimiento, la educación y la información con un solo clic.

POR LEÓN FREDY MUÑOZ

Representante a la Cámara

PARTIDO ALIANZA VERDE

Conocí el internet cuando era adulto, no tenía la capacidad económica para estar conectado como ese 56% de los colombianos que en la actualidad no cuentan con internet, porque no tienen con qué pagar.

En pleno siglo XXI, tener internet es un privilegio, la cuarentena ha revelado la realidad de Colombia. Una brecha digital que tiene a la mayoría de los colombianos excluidos, sin poder estudiar y trabajar por falta de conectividad; como el niño en Urabá que se iba suicidar por no poder acceder a la información digital para hacer las tareas.

Por eso, va caminando en la Cámara de Representantes un proyecto de ley de mi autoría, para que las familias colombianas en estrato 1, 2 y 3 tengan un mínimo básico de internet gratuito, así como hoy existe el mínimo vital de agua y energía. El internet debe ser considerado como derecho fundamental y estar incluido como servicio público domiciliario y esencial.

Por esta razón, el Gobierno tiene el deber de garantizar la cobertura y la conectividad, se requiere además una política nacional de telecomunicaciones, porque la ley de modernización de las TICS aprobada no ha sido suficiente y ha conseguido privilegiar a grandes empresarios del sector.

Es muy lamentable que solo el 43% de los hogares colombianos tengan internet, pero, estas cifras son más negativas si tenemos en cuenta que el estrato uno está desconectado en un 80%, el estrato dos en un 60% y el tres en un 53%, sin embargo, se han incrementado las cifras a causa de la pandemia.

Internet gratis no es un sueño utópico, que Colombia sea el país pionero en Latinoamérica en entregar un mínimo vital de internet, es estar a la altura de países como Finlandia que lo declararon como un derecho humano o como China que puso un satélite para proporcionar internet a todos sus habitantes. Si Colombia tiene acceso a la virtualidad, le aportaría al desarrollo humano social, económico y cultural del país.