Concejo aprueba proyecto para desincentivar las corridas de toros en Bogotá presentado por nuestra Concejala Andrea Padilla.

Image

El proyecto incluye medidas como eliminar todos los instrumentos que laceren, corten, mutilen hieran, quemen o lastimen en cualquier forma a los animales (banderillas, pica, estoque), así como la muerte del toro en la plaza.

El proyecto fue presentado por la concejala Andrea Padilla, del partido Alianza Verde, quien desde que se radicó la ponencia recibió la aprobación de las bancadas del Concejo. Este martes, en sesión virtual, el proyecto se aprobó con 32 votos a favor. 

La concejala Padilla explica las medidas del proyecto que deberá ser sancionado en los próximos días por la Alcaldesa de Bogotá, Claudia López: 

  1. Se eliminan todos los instrumentos que laceren, corten, mutilen hieran, quemen o lastimen en cualquier forma a los animales(banderillas, pica, estoque), así como la matanza del toro en la plaza. 
  1. El organizador de cualquier evento taurino deberá reservar y usar el 30 % del espacio de la publicidad del evento para informar del sufrimiento que padecen los animales en las corridas de toro o novilladas. Esta obligación incluye la publicidad que se despliegue en vallas, paraderos de buses, anuncios de prensa, radio y televisión o cualquier otro medio masivo de comunicación. 
  1. Todos los gastos de operación de los eventos taurinos serán asumidos por el organizador, los cuales deberán quedar tipificados en los contratos que se suscriban para la realización de estos eventos. 

Por último, el Distrito promoverá ejercicios de autorregulación y acciones colectivas para rechazar, de manera pacífica, las prácticas taurinas.

Si bien es cierto que la Corte Constitucional ha reservado al Congreso la facultad de prohibir las ferias taurinas en Colombia, Padilla aseguró que la eliminación de los instrumentos de tortura es un primer paso para empezar a “desestimular la tauromaquia”. “Sabemos que esta propuesta suscitará álgidas discusiones jurídicas, pero defenderemos la autonomía territorial de Bogotá para hacer más rigurosa la protección a los animales”, agregó. 

Explicó a su vez que “la iniciativa es un avance sin precedentes en la búsqueda de una Bogotá sin toreo. Mientras el Congreso de la República define si se eliminan o mantienen estos espectáculos, la capital se convierte en un referente nacional de la defensa de la vida de los animales”.