¡La Ley de comida chatarra está a un debate de ser realidad!

La Comisión Séptima de Senado,  aprobó por unanimidad en tercer debate el proyecto de ley de comida chatarra de coautoría del Representante por el Partido Verde, Mauricio Toro, una medida de salud pública, que permite identificar mediante sellos frontales, aquellos productos que tengan exceso de azúcar, sodio o grasas y así proteger la salud de niños, niñas, jóvenes y todos los colombianos. Tan solo hace falta el cuarto y último debate en Plenario de Senado.

Bogotá, Mayo 20 de 2020.

(Oficina de Prensa del Representante Mauricio Toro)

Como un gran triunfo y una muy buena noticia para la salud de todos los colombianos, califica su coautor, el Congresista Mauricio Toro, la aprobación en tercer debate del proyecto de ley de Etiquetado Frontal de Alimentos y que coincide con una tendencia  global, que cuenta con el respaldo de organizaciones como la Organización Mundial de la Salud, y que en muchos países de Latinoamérica ya ha sido adoptada mediante leyes de etiquetado y que en Colombia se ha  enfrentado el lobby de la Andi y las objeciones del Ministerio de Comercio.

Para el Congresista Toro, coautor de la iniciativa: “Con este proyecto estamos garantizando que los colombianos tengan información honesta, sencilla, para cuidar su salud, y poder tomar decisiones sobre el consumo o no de productos con excesivos niveles de azúcar, sodio, grasas y edulcorantes. Luego de tres intentos en los cuales el proyecto había sido archivado por el lobby de la industria antes de su primer debate, en esta oportunidad hemos logrado con el apoyo de casi todos los partidos políticos, sacar adelante una propuesta que es urgente y necesaria para promover mejores hábitos de alimentación”.

Además, también fue aprobada la proposición presentada por su coautor, para que todos los productos comestibles y bebibles que deban tener etiquetado frontal de advertencia por contener excesos de azúcar, sodio o grasas, deban incorporar dicha advertencia igualmente en toda su publicidad de cualquier tipo.
 
El Proyecto ordena al Ministerio de Salud adoptar un reglamento para definir el etiquetado de productos ultraprocesados que excedan sus contenidos de azúcares, sodio o grasas, mediante un sello frontal de advertencia, sencillo y claro. Este etiquetado hace parte de la tendencia global, y en especial, en la región latinoamericana donde otros países como Chile y México ya han adoptado este tipo de etiquetado para dar información clara a los consumidores.
  
Los detractores del Proyecto han querido argumentar que se trata de un proyecto que afectará gravemente a la industria de comestibles y bebidas azucaradas, a lo cual el Representante Toro ha sido enfático en decir: “Hemos insistido de todas las formas posibles, en aclarar que este proyecto no prohíbe la venta, comercialización y publicidad de absolutamente ningún producto. Lo único que este proyecto exige es que se informe a los consumidores de una forma clara, concreta y sencilla, cuando un producto está excedido en azúcares, sodio y grasas. Es el consumidor quien tomará la decisión de comprar o no comprar, usando información clara y suficiente. La experiencia chilena ha demostrado que la industria no se afectará, y por el contrario, se beneficiará mucho la salud de los ciudadanos”

Otros puntos que contempla el proyecto y que hoy fueron aprobados se encuentran:

  • Faculta al Gobierno para diseñar herramientas pedagógicas como cartillas y apps sobre hábitos alimentarios y riesgos a la salud por consumo de comestibles ultraprocesados. 
  • Faculta al Gobierno Nacional, para que con el liderazgo del Ministerio de Salud y la ANTV fomenten la transmisión de contenidos con mensajes de promoción de hábitos de vida saludables, enfocada a niños, niñas y adolescentes. 
  • Faculta al INVIMA para sancionar a quien incumpla normas de etiquetado y advertencias sanitarias y a la Superintendencia de Industria y Comercio para quien incumpla en materia de publicidad y derechos de los consumidores.
El Proyecto de ley pasa a cuarto y último debate en la Plenaria del Senado de la República, para convertirse en Ley de la República, trámite que deberá surtirse antes del 20 de junio, so pena del archivo del proyecto por vencimiento de tiempos legislativos.

Imprimir