Nuestro precandidato y Senador Jorge Londoño, habla sobre los retos políticos que se avecinan

El precandidato presidencial no está en la Coalición de la Esperanza ni en el Pacto Histórico y propone libertad en primera vuelta y encontrarse en la segunda con el aspirante alternativo.

SEMANA: ¿Usted cómo ve estas divisiones en la Alianza Verde? ¿Le preocupan?
 
JORGE EDUARDO LONDOÑO: Son divisiones propias de un partido que históricamente ha trasegado a través de la discusión, de la amable argumentación y el consenso. No es preocupante porque no es la primera vez que sucede, en muchas otras ocasiones hemos vivido este ambiente. Y por el contrario, estoy seguro de que lo vamos a solucionar de la mejor forma.
 
SEMANA: ¿Usted qué solución le ve a estas divisiones: unos quieren con Alejandro Gaviria, otros con Sergio Fajardo y unos más con Gustavo Petro?
 
J.L.: Nosotros, con siete congresistas más, elaboramos una carta dirigida a la Dirección Ejecutiva para proponerles que dejaran en libertad a los integrantes de la Alianza Verde. Me parece que es la mejor solución: dejar en libertad a los militantes en primera vuelta y en la segunda encontrarnos con el candidato alternativo que pase y podríamos, de esa manera, solucionar el impasse. Históricamente, se ha utilizado esta metodología. Recuerdo cuando Claudia López y Angélica Lozano solicitaron que se diera libertad para que ellas pudieran apoyar a Rafael Pardo y no a Enrique Peñalosa, y no hubo ningún problema. Otro caso fue cuando se escogió entre votar por Petro o el voto en blanco. Dejamos en libertad a los militantes. Este es otro de estos casos en que no vamos a llegar a un acuerdo, hay posiciones muy diferentes.
 
SEMANA: ¿Pero dejar en libertad no es contraproducente para la Alianza Verde? Su logo aparecerá en las candidaturas de centro, izquierda y hasta en la derecha...
 
J.L.: Más contraproducente sería escindir la Alianza Verde, o crear unas fisuras que puedan ser irreparables. Esto es algo que nosotros hemos ensayado y nos ha ido bien, es una solución muy alternativa. En la mayoría de partidos se imponen las mayorías sin ninguna consideración. Aquí, el consenso y los acuerdos han hecho que el partido pueda funcionar. Se crearían, obviamente, unas reglas de juego donde únicamente se deje en libertad para participar en movimientos alternativos, no en los tradicionales. Estoy seguro de que así funcionaría mejor.
 
SEMANA: ¿Por qué mientras en su partido están divididos entre el Pacto Histórico y la Coalición de la Esperanza, usted no está ni con el uno ni con el otro?
 
J.L.: Pienso que hay que esperar a quién será el elegido en la Coalición de la Esperanza para saber si es una verdadera opción alternativa. Es mejor conservar esta neutralidad para poder llevar el partido hacia la mejor decisión sin apasionamientos de ningún tipo.
 
SEMANA: ¿Usted sigue como precandidato presidencial?
 
J.L.: Hasta ahora continuamos en la precandidatura intentando dar ideas y sobre todo enarbolando la bandera del campo con el referendo campesino, tratando de hacer entender a los ciudadanos que si el campo y la economía fracasa habrá problemas de seguridad y soberanía alimentaria. Vamos a esperar cómo evoluciona y si no regresaremos al Senado si los colombianos (a) así lo estiman pertinente.
 
SEMANA:¿Cómo así, ¿está dudando?
 
J.L.: Ante esta coyuntura todos tenemos dudas…
 
Por: REVISTA SEMANA

Imprimir